17.10.12

Reseña No hay más preguntas

No hay más preguntas de David Nicholls


 Sinopsis:

Estamos en 1985, y Brian se despide de sus amigos de toda la vida porque se va a estudiar a la Universidad de Bristol. Orgulloso de sus notas y de sus gustos personales, quiere comerse el mundo y seducir a su admirada Alice. Para lograr esto último se presenta a un conocido concurso de televisión, No hay más preguntas, donde deberá responder a una serie de cuestiones de cultura general. Lo que Brian no sabe es que, tal vez, no se necesitan tantos conocimientos para poder ser feliz. Porque, al fin y al cabo, ¿no es la felicidad lo más importante?

Opinión personal:


Ésta es la novela debut de David Nicholls y la verdad es que si bien su cubierta no me atraía bastante, su prólogo me dejó con la intriga y ahí estaba yo comprando el libro.

Está narrado en primera persona por Brian, su protagonista, un chico de diecinueve primaveras que empieza su primer año en la Universidad en los años ochenta; plagado de conocimientos y con poca sabiduría de la vida, lo que le hace meter la pata en bastantes ocasiones.
Esta comedia es fácil de leer, narrada cronológicamente; también para hacernos entrar en materia nos encontramos al inicio de cada capítulo una pregunta y su respuesta correspondiente que hacen referencia al famoso programa de televisión al que se presentará Brian.
El argumento y los diálogos  son bastante buenos, a mí personalmente me gustaron bastante y me partí de la risa.
Brian es el típico chico torpe y poco agraciado al que al final le coges cariño, la mayoría de las veces mete la pata y como pone en el prólogo, confunde el conocimiento con la sabiduría de la vida y eso le hace apartarse de sus mejores amigos (Spencer y Tone), todo por el amor de Alice, una chica que le traerá de cabeza y que le hará apartarse de su principal objetivo, que es su carrera, de sus amigos y de la gente que de verdad le aprecia; ni siquiera se dará cuenta de que su fiel amada es una chica bastante alocada y con nada de interés hacia él. 



“– Si hubieras venido ayer, sí que habrías visto algo gracioso, Brian.
-          ¿Por qué, qué pasó?
Rose se ha puesto roja.
-          Alice, cariño, ¿me harías el favor de no contarlo?
-          Que se lo cuente – gruñe el señor Harbinson.
-          ¡Pero es que da tanta vergüenza…!
-          ¡Cuéntamelo! – digo yo, sumándome a la diversión.
-          Es que me siento tan ridícula… - dice Rose
-          Bueno, pues… - dice Alice-. Habían venido unos amigos, como cada San Esteban, y estábamos jugando a adivinar películas. Al tocarme a mí, intenté que mamá adivinase “El año pasado en Marienbad”, ¡y ella se puso tan nerviosa, se alteró tanto y gritó tan fuerte, que se le saltó la funda de un diente y aterrizó en la copa de vino de nuestro vecino de al lado! ¡Chilló tanto que casi se le sale el diafragma disparado!
Se ríen todos, incluido el señor Harbinson. El ambiente es tan gracioso, adulto, divertido e irreverente, que yo digo:
-          Pero ¿cómo, no llevaba ropa interior?
Todos se callan.
-          ¿Perdón? – pregunta Rose.
-          No, lo del diafragma. ¿Cómo habría podido atravesar…las bragas?
El señor Harbinson deja el cuchillo y el tenedor, se traga lo que tiene en la boca y se gira hacia mí.
-          Bueno, Brian, es que creo que Alice se estaba refiriendo al diafragma como parte del cuerpo.
No tardamos mucho en irnos a dormir.”




 El final es bastante rápido, cuenta con un epílogo que nos desvelará el camino que seguirá la vida de Brian, sobre todo con respecto a Rebecca Epstein a la que en mi opinión el autor debería haberle dado más protagonismo.




Esta novela tuvo su adaptación cinematográfica en el año 2006, bastante fiel al libro e interpretada por James McAvoy (Brian), Alice Eve (Alice), Rebecca Hall (Rebbeca), Benedict Cumberbatch (Patrick; el famoso Holmes de la serie de la BBC), entre otros.
Otro de los libros de David Nicholls con gran acogida y plasmados en la gran pantalla es One Day (Siempre el mismo día),  interpretada por Anne Hathaway y Jim Sturges.
En conclusión, recomiendo este libro, me pareció bastante divertido y a los que somos de la década de los ochenta nos hará recordar y echarnos unas risas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Te apetece comentar del tema: pues deja tus impresiones o dudas y charlamos un poco de libros (es gratis ;), así además alimentas al blog y a mí me alegrarás el día. ¡Gracias por visitarnos!